“Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca” Apocalipsis 1:3

Comenzamos el estudio de uno de los libros más difíciles y complejos de toda la Biblia. Probablemente este libro no sea tu libro preferido, quizás no has escuchado muchas predicaciones sobre apocalipsis, pero lo cierto es que este libro con el que se cierran las Sagradas Escrituras es uno de los más importantes que existen.

Si realmente deseamos ser “bienaventurados” (felices) tenemos que hacer tres cosas: Leer, oír y obedecer todo lo que nos dice este misterioso libro.

Creo que al diablo no le interesa que meditemos sobre este libro porque en él se nos describe su derrota y como será nuestra victoria final en Cristo. Este libro levanta tu barbilla de las cosas superficiales del mundo para ponerlas en las del cielo. Te impulsa a seguir luchando, ofrece esperanza y te anima a vivir en santidad. Por todo esto y mucho más te animo a leer y a profundizar en las secretos y tesoros del Apocalipsis.

Acampa y permanece quieto sobre algún versículo que capte tu atención, no te levantes hasta que el Espíritu Santo te susurre algo en tu interior. Apocalipsis está lleno de perlas preciosas para tu alma.

Quiero recordarte que la venida de Jesús esta cada vez más cerca, necesitamos conocer los tiempos en los que nos ha tocado vivir y para eso también necesitamos el Apocalipsis. Deseo que por medio de la lectura de este libro puedas contemplar la belleza, el poder y la Gloria de nuestro amado Señor Jesucristo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad