“Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos” Apocalipsis 5:13

Dentro de muy poco con nuestros ojos abiertos por fin veremos al que hemos estado adorando durante años con nuestros ojos cerrados. Por fin veremos a nuestro amado Señor Jesucristo. Los padres aman a sus hijos en el vientre aún sin verlos. Anhelan el momento en el que puedan ver, abrazar y besar a su bebé así será el instante cuando veamos y abracemos a Cristo.

Las maravillas impresionantes que hay en el cielo quedarán en un segundo lugar, lo que más brillará y destacará sobre todas las cosas será aquel que está sentado en el trono. Cuando lleguemos a nuestro verdadero hogar y veamos a Jesús el intermediario que nos ha unido con el Padre le daremos “Alabanza, Gloria y Honra”

De momento esta escena tenemos que imaginarla en nuestras mentes y anhelarla en nuestros corazones, pero ten Fe porque veremos al Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Mientras ese día llega, a este lado de la eternidad continúa ofreciéndole a Jesús la “Alabanza, la Gloria y la Honra”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad