“Porque Jehová tu Dios es fuego consumidor, Dios celoso” Deuteronomio 4:24

Personalmente creo que son muchísimas las personas que tienen una imagen muy distorsionada sobre la persona de Dios. Muchos no conocen realmente el carácter y los atributos del Señor. Como consecuencia creamos una caricatura o un Dios en nuestras mentes que no tiene nada que ver con el Dios que se nos presenta en las Escrituras.

Siempre escuchamos hablar del amor, la gracia, la misericordia, la bondad o la fidelidad de Dios y por supuesto que Él es todo esto, pero muy pocas veces oímos, hablamos o meditamos acerca de la ira, la justicia, la santidad o el celo del Señor. Absolutamente todos los atributos están conectados entre sí. Dios es amor, pero a la vez es fuego consumidor, Dios es misericordioso, pero también se aíra. Dios NO ES un osito de peluche ni tampoco un tierno abuelito con barbas blancas. Dios es DIOS, Él es grande, temible y excelso. El Señor es cordero, pero a la vez es león, Dios es indomable.

Es muy necesario que estudies y profundices en el carácter de Dios para que tengas una correcta comprensión del Señor, de su Palabra y del Evangelio. Si deseas conocer más correctamente a la persona de Dios te recomendamos leer y estudiar algún libro que hable sobre sus atributos. Acércate al Señor con confianza, amor y pasión, pero también acércate con santidad, temor y reverencia ante el Dios único y verdadero.