“¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino?” Ester 4:14

El Rey realizó un edicto contra todos los judíos, Mardoqueo clamaba y ayunaba por las calles hasta que Ester supo de lo que estaba sucediendo y se atrevió a ofrecerse como mediadora e intercesora entre el Rey y su pueblo. Ella sabía que podía morir en el instante que se presentara delante de la presencia del Rey pero aun así fue valiente y estuvo dispuesta a sacrificarse.

Dios en su providencia levantó a Ester como reina precisamente en aquel tiempo por algún motivo específico. El Señor no hace nada por hacer y todo detalle de nuestras vidas tiene un plan y propósito. Al igual que Ester fue usada en aquella hora, nuestras vidas Dios han sido creadas en estos momentos de la historia. Que interesante entender que Dios te ha formado, te ha colocado en tu familia, en la ciudad donde te encuentras y en estos años de la historia porque tiene un plan para con tu vida.

Hemos llegado para esta hora y nuestra hora pasara muy pronto, por ese motivo es importante y urgente que conozcamos el propósito de nuestras vidas. Cuando no tenemos clara la misión y el propósito al final damos vueltas sin sentido, mal gastamos tiempo, años y recursos. Medita y reflexiona en esta profunda verdad y realidad. No estas aquí por azar o casualidad, Dios tiene un plan y un propósito para tu vida. Descúbrelo y vive cada minuto y cada día sirviendo al Señor en el lugar donde Él te ha colocado.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad