“Y Bezaleel hijo de Uri, hizo todas las cosas que Jehová mandó a Moisés”. Éxodo 38:22

Este es uno de los versículos que en ocasiones pasamos de largo, palabras que parecieran insignificantes pero que realmente ofrecen grandes perlas espirituales para nuestras vidas. Quizás jamás has escuchado o meditado en el desconocido Bezaleel. Un hombre que pasa completamente desapercibido en la Biblia, pero un hombre que nos ofrece un hermoso ejemplo a través de su servicio.

Este israelita demostró ser obediente, fiel y servicial. Él hizo absolutamente todo lo que Dios le reveló a Moisés, supo estar bajo autoridad y dedicó una parte de su vida a servir al Señor construyendo diferentes partes del tabernáculo. No fue popular en su generación, pero Dios observó su manera de actuar y lo recompensó poniendo su nombre en las Sagradas Escrituras.

Hoy día tristemente estamos muy influenciados por el concepto de ÉXITO que nos ofrece nuestra sociedad. Son muchos los creyentes que persiguen sus sueños ministeriales, que creen que lo importante es ser famoso, predicar en muchos lugares, tener seguidores en las redes sociales o ser destacado entre el resto de las personas de la iglesia local. Pero sin lugar a dudas el ÉXITO para Dios consiste en ser “fiel en lo poco”. Imitemos el ejemplo y el estilo de vida de nuestro amigo Bezaleel y seremos libres y felices el resto de nuestros días.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad