“Era Abram de edad de noventa y nueva años, cuando le apareció Jehová y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto” Génesis 17:1

Estas son las primeras palabras con las que Dios se presentó al anciano Abram. En ellas podemos encontrar un llamado breve pero muy profundo y radical. La clave para ser perfecto, vivir en santidad y hacer la voluntad del Señor se encuentra en la expresión “Delante de mí” que en latín se traduciría como (CORAM DEO).

CORAM DEO se refiere a estar ante la presencia de Dios, estar cara a cara ante Dios. CORAM DEO es cuando la razón y el corazón están conscientes de la existencia y la presencia de Dios en donde quiera que estemos y en lo que sea que hagamos. CORAM DEO es entender y abrazar el Temor Santo y Reverente que debemos tener cada uno de los que hemos nacido del Espíritu.

CORAM DEO es el estilo de vida que todo verdadero creyente debe de practicar. Debemos tener mucho más presente a Dios en nuestras vidas, ser consciente de su presencia y de su compañía durante las 24 horas del día. Cuando todo lo que hacemos lo hacemos CORAM DEO “delante de Dios” entonces encontramos la autentica felicidad y libertad, podemos disfrutar del Gozo y de la plenitud de ser Hijos de Dios.

CORAM DEO es la solución para vencer a la religiosidad, al legalismo, al pecado y a las tentaciones. CORAM DEO es lo que nos libra de todas las máscaras con las que a veces tratamos de escondernos y de la terrible hipocresía que tanto daño nos produce. Deseo que la enseñanza de CORAM DEO produzca en tu vida una revolución espiritual y que absolutamente todo lo que hagas, digas y pienses lo realices DELANTE DE DIOS.