Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Hebreos 4:12

Nos encontramos ante uno de los versículos más famosos sobre las Escrituras. La palabra de Dios tiene un poder sobrenatural, ella es la única que puede entrar, sanar, restaurar, transformar y revolucionar el interior del ser humano. Donde no llega la medicina o la psicología lo hace la efectiva palabra de Dios.

En medio de los tiempos en los que vivimos donde se escuchan y se levantan muchísimas voces, el pueblo de Dios debe volverse y fundamentarse sobre el consejo del Eterno. Es urgente que todos nos coloquemos bajo la autoridad y la cobertura de la palabra, necesitamos apegarnos y estudiar con delicadeza el texto bíblico para obtener sabiduría y dirección en todas nuestras decisiones.

La palabra de Dios es la mejor medicina y el remedio para ser libres de todos los temores y ansiedades que tratan de conquistar nuestras mentes. Mientras que este mundo busca solucionar todos sus problemas en los charcos del humanismo nosotros bebemos y confiamos plenamente en el principio de la SOLA ESCRITURA.

Finalmente debemos compartir, enseñar y predicar en todo momento la palabra de Dios porque medio de ella el hombre y la mujer pueden recibir la Fe en Cristo, el Arrepentimiento y la Salvación de sus almas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad