Porque este Melquisedec, rey de Salem, sacerdote del Dios Altísimo. Hebreos 7:1

Hoy quiero que meditemos sobre uno de los personajes más misteriosos que aparecen a lo largo de todas las Sagradas Escrituras. Sobre la identidad de Melquisedec existen dos versiones diferentes. Si eres curioso como yo te animo a que por tu cuenta puedas investigar más sobre él para tratar de posicionarte.

Hay un grupo que cree que Melquisedec fue un hombre real que existió en un momento puntual de la historia. Un siervo de Dios que tuvo su importancia y relevancia en su época.

El segundo grupo con el que personalmente me identifico más. Son aquellos que sostienen que Melquisedec fue una «Teofanía» (manifestación de Cristo en la tierra). En el capítulo 7 se nos dicen algunos detalles muy importantes que muestran que Melquisedec no fue un hombre normal y corriente.

De él se nos dice que: Fue sacerdote del Dios Altísimo, Abraham entregó sus diezmos, su nombre significa Rey, no sabemos nada de sus padres ni de su genealogía, no tiene principio de días y es el sacerdote para siempre.

En esta día te invito a reflexionar en este misterioso personaje. Deseo que el Señor te hable por medio de su vida.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad