Esta establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio. Hebreos 9:27

Este versículo nos recuerda varias verdades muy importantes. La primera es que absolutamente todo el mundo va a morir en algún momento. La muerte nos alcanzará y nos robará el aliento en el instante menos esperado. Las personas de este mundo viven sin prestar mucha atención a esta realidad. Muchos piensan que todo termina tras la muerte, otros hablan de ella con ironía y humor.

Lo segundo que vemos en este pasaje es que habrá una sola muerte, así que después de morir hay una vida que no termina y esto es sumamente importante. Precisamente la vida que tenemos es una vida que tiene fecha de caducidad, la que comienza después de la muerte es eterna. La siguiente vida es para siempre, no habrá una segunda muerte.

La tercera enseñanza es la más importante y a la que más atención debemos prestar. Después de morir Dios ha establecido un juicio y solo saldremos libres de él si hemos puesto nuestra Fe y Confianza en la persona de Cristo. Nadie podrá salir libre de ese juicio presentando sus «buenas» obras.

¡SOLO CRISTO SALVA!. Por favor asegúrate en esta día de estar EN Cristo porque si la muerte te visita hoy, te verás en un juicio en el que está en juego la eternidad de tu alma.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad