Jeremías 27:22

Jeremías 27:22 “A Babilonia serán transportados, y allí estarán hasta el día en que yo los visite, dice el Señor. Después los traeré y los restauraré a este lugar”.
 
Tras mucha paciencia y misericordia, finalmente el Señor, dijo a través del profeta Jeremías que el pueblo de Israel sería llevado cautivo a Babilonia donde estarían bajo el yugo del rey Nabucodonosor. Se aproximaban años muy difíciles de dolor y sufrimiento, pero también estaba la esperanza de saber que Dios en su gracia, regresaría por ellos para rescatarlos y restaurarlos.
 
A través de esta profecía, podemos ver claramente como en todo momento estamos bajo el control del Dios soberano. Qué descanso es para nuestra alma saber que Dios conoce el día que comienza nuestro sufrimiento, pero también el día exacto cuándo terminará. En medio de todas nuestras pruebas y dificultades, podemos y debemos mirar hacia el trono donde Dios gobierna y reina sobre todas las circunstancias. El Señor conoce hasta el más mínimo detalle de lo que nos está sucediendo. Él tiene el control de tu enfermedad, de tu soledad, de tu crisis económica y de cada uno de los enemigos que se han levantado contra tu vida.
 
Podemos atravesar el valle del sufrimiento sabiendo que Dios conoce el día y la hora de cuando todo terminará. Incluso, si finalmente nuestro sufrimiento en esta vida no se detuviera, tenemos la gloriosa seguridad y esperanza que, tras la muerte, llegará el gozo y la paz por toda la eternidad. En medio de todos tus sufrimientos y momentos complicados, confía y descansa en el Dios que tiene tu vida en sus manos.