“Recibieron, pues, su heredad los hijos de José, Manasés y Efraín” Josué 16:4

Me resulta realmente sorprendente y asombroso ver toda la conexión que ofrece la palabra de Dios. Sin lugar a dudas no ha habido ni habrá un libro más increíble que la Biblia. Muchos años atrás José tuvo dos hijos tras un largo tiempo de sufrimiento en Egipto, y ahora vemos como tanto Manasés como Efraín se encontraban recibiendo la bendición de la tierra prometida.

Dios JAMÁS olvida cumplir sus promesas, Él es fiel en todo momento, Él es el Dios incluso de los pequeños detalles. Nosotros solo podemos recordar el pasado, contemplar el presente y soñar o imaginarnos el futuro, pero Dios es el único que conoce absolutamente todo sobre nuestras vidas.

Quizás estás sufriendo o te encuentras pasando una mala etapa, como le sucedió a José durante años en Egipto. Pero recuerda que aún Dios no ha terminado de escribir el guion de tu vida. Lo mejor está por venir. Espera confiado el próximo capítulo y recuerda que al final de tu historia, al igual que los hijos de José, recibirás una hermosa heredad en el nuevo mundo que Dios creará para la eternidad.