“Habló Jehová a Josué, diciendo:” Josué 20:1

Mientras avanzamos por las paginas del Antiguo Testamento encontramos una expresión que se repite una y otra vez: “habló Jehová”. Desde Génesis hasta el final de las Escrituras podemos observar como Jehová le habló a Adán, a Noé, Abraham, Moisés, David…etc. No somos conscientes de la profundidad que hay tras estas dos palabras: “Habló Jehová”. El Dios creador del universo, el Eterno, hablando, relacionándose y teniendo tratos personales con el hombre. Mi mente es tan limitada que ni siquiera puedo entender como esto es posible.

Pero Dios no solo habló en el pasado, lo extraordinario es que Dios continúa hablando en el presente y la gloriosa esperanza que tenemos es que Dios hablará en el futuro y por toda la eternidad. Nosotros que éramos pecadores, que estábamos alejados de Dios siendo sus enemigos, ahora podemos comunicarnos con Él como lo hace tiernamente un hijo con su padre.

No desaproveches la maravillosa oportunidad y el privilegio que tienes por medio de Cristo de hablar cada día con Dios. Gracias a la obra de Jesús tenemos acceso directo a su presencia, podemos acudir al trono de la gracia para hablar con Dios. Puedes contarle como te encuentras, cuales son tus ilusiones, tus temores y tus anhelos. Abre tu corazón cada día con el Señor y aprende a escuchar su voz a través del Espíritu Santo y la meditación de su Palabra.