Mirad, velad y orad; porque no sabéis cuándo será el tiempo. Marcos 13:33

En este capitulo de la Biblia se nos habla acerca de las señales del fin de los tiempos y del anhelado regreso de nuestro Señor Jesucristo. Son muchas las personas que han tratado de predecir cuando sucederá este acontecimiento, incluso algunos se han atrevido a dar fechas, otros muchos intentan analizar los detalles de esta profecía para saber en que momento nos encontramos…etc.

Pienso que lo más importante de todos estos pasajes es que obtengamos las enseñanzas fundamentales que el Señor quiere que atesoremos en nuestros corazones. Primero hay una promesa y es el regreso de Cristo. Dios ha prometido que Jesucristo regresará y cuando esto suceda entonces vendrá el fin. Segundo si estamos esperando y anhelando el regreso de Cristo es porque creemos con todo nuestro corazón que Jesús murió y resucitó ya que nadie espera el regreso de un muerto. Esto nos habla de la Seguridad y de la Esperanza que tenemos por medio de la Fe.

Tercero, cuando el Señor nos dice claramente que “nadie conoce el tiempo de este acontecimiento” es porque NADIE conoce cuando todo esto sucederá, así que tenemos que dejar de jugar a los profetas y a la interpretación de símbolos y fechas. Cuarto y último, el llamado principal que el Señor ofrece a todo su pueblo es: VELAD y ORAR. Hermano y hermana esto es lo más importante y lo que nunca debemos olvidar, “El Señor Jesucristo viene en cualquier instante y su amada iglesia debe estar preparada para encontrarse por fin con el novio”.