Vete a tu casa, a los tuyos y cuéntales cuán grandes cosas el Señor ha hecho contigo. y como ha tenido misericordia de ti. Marcos 5:19

En este capitulo se nos muestra la restauración que Cristo realizó en la vida del endemoniado Gadareno. No sabemos que hizo este hombre para llegar a esta terrible condición, pero la Biblia nos muestra a una persona que se encontraba poseída, que había perdido a su familia, su identidad, su dignidad… en definitiva lo había perdido prácticamente todo. Pero en medio de esa situación la GRACIA de Dios lo alcanzó y lo transformó haciendo de él una nueva persona.

Esta escena nos recuerda a todos los que ahora somos hijos de Dios como era antes nuestra condición. Quizás no estábamos poseídos por un espíritu, pero la Biblia dice que todos “éramos hijos del diablo”. Nuestras almas estaban tan vacías y tan prisioneras como la del Gadareno. Pero un día Cristo Jesús por amor decidió pasar al otro lado, dejar su trono, hacerse hombre y descender del cielo a la tierra para buscarnos, abrazarnos, perdonarnos y restaurarnos.

Todo aquel que esta en Cristo es una Nueva Criatura, todo verdadero hijo de Dios tiene el “ministerio del Gadareno” que consiste en contar a todo el mundo lo que Dios ha realizado en nuestras vidas. No olvidemos jamás quienes éramos, donde estábamos y como nos encontrábamos antes de conocer a nuestro amado Salvador. Y ahora que disfrutas de la libertad no dejes de anunciar cuán grandes cosas el Señor ha hecho contigo.