El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Mateo 24:35

Cristo en este capítulo está describiendo cómo serán los acontecimientos finales antes de su regreso a la Tierra. Todo lo que ha sido creado y todo lo que ven nuestros ojos dejará de existir, el Señor redimirá y hará todas las cosas nuevas. Absolutamente todo pasará pero Su Palabra siempre permanecerá.

¡Qué increíble y cuánta seguridad podemos tener al saber que las palabras, los consejos y las advertencias que Dios nos ofrece por medio de su palabra son totalmente reales! Podemos confiar plenamente en su palabra. Su palabra no cambia, no hay que modificarla, ni actualizarla. La palabra de Dios está por encima de los tiempos, de la cultura y de los pensamientos filosóficos de cada generación.

Todo cambia, todo evoluciona, todo pasa de moda, todo queda viejo y obsoleto pero la palabra de Dios es actual, fiel y verdadera. Defendamos el principio de “Sola Escritura”, fundamenta tu vida, tu familia y la iglesia sobre los principios de la palabra de Dios.