Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. Mateo 25:21

¡Qué hermoso será cuando por fin nos veamos cara a cara con nuestro Señor y Salvador y sus labios pronuncien estás palabras mientras nos recibe con un fuerte abrazo! Nuestra fidelidad aquí en la tierra será premiada y recompensada por toda la eternidad.

Como enseñan las Escrituras, seremos puestos sobre lugares de autoridad y nos sentaremos con Cristo a juzgar. Disfrutaremos por todos los siglos del Gozo del Creador. Para saborear cada una de estas bendiciones debemos ser fieles y poner en práctica todos los talentos que hemos recibido. Invierte y desgasta tu vida en la extensión del Reino de Dios. Predica el Evangelio y anuncia el precioso nombre de Cristo. No perdamos más el tiempo porque nuestro Señor viene pronto.