“Envía tú hombres que reconozcan la tierra de Canaán, la cual yo doy a los hijos de Israel; de cada tribu de sus padres enviaréis un varón, cada uno príncipe entre ellos” Números 13:2

Tras una larga aventura el pueblo de Israel por fin llegó a la frontera con la tierra prometida. Moisés envió a 12 espías para inspeccionar con detalle aquel lugar con el propósito de traer un informe para todo el pueblo. Todos afirmaron que la tierra era realmente abundante como el Señor había dicho, pero 10 de los espías recomendaron abortar la misión debido al peligro de sus habitantes. Por el contrario, solo Josué y Caleb animaron al pueblo a conquistar porque Dios estaba junto a ellos y nadie los podrían vencer.

A lo largo de nuestras vidas constantemente nos vemos frente a situaciones complicadas, en ocasiones se presentan grandes enemigos que tratan siempre de paralizarnos, atemorizarnos y bloquearnos para que no avancemos hacia la conquista. Ante la dificultad podemos actuar como los 10 espías negativos y pesimistas o por el contrario como los 2 espías que tenían FE y CONFIANZA en Dios.

En estos momentos nos encontramos frente a los grandes GIGANTES de la crisis económica, la depresión, la ansiedad, el virus de la pandemia y todos los enemigos que están atacando al cristianismo. Ante toda esta realidad tenemos dos opciones. Podemos ser dominados por el temor y el miedo o llenarnos de fe y confianza en el Dios eterno y todo poderoso que siempre camina a nuestro lado. No pongas tu mirada en los obstáculos y los gigantes, pon siempre tu mirada en Dios porque si Él es con nosotros quien contra nosotros.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad