“Yo Jehová vuestro Dios, que os saque de la tierra de Egipto, para ser vuestro Dios. Yo Jehová vuestro Dios” Números 15:41

(Te agradecería que antes de continuar avanzando en esta breve reflexión puedas leer de nuevo varias veces con tranquilidad este versículo). Si te das cuenta tras estas palabras hay una gran intencionalidad de Dios para con nosotros su pueblo. El Señor desea recordarnos y por ese motivo lo enfatiza y lo repite en varias ocasiones que Él es nuestro Dios y que para ese motivo realmente nos rescató de Egipto que representa al Mundo.

Dios vino por medio de su Hijo Jesús a buscarnos, rescatarnos y salvarnos con el fin de tener una RELACIÓN con nosotros. En las historias de grandes superhéroes vemos como ellos rescatan a las personas, destruyen a sus enemigos, arreglan el mundo y se marchan. Pero en la historia de la redención vemos como en el caso de Dios, Él vence al diablo y a todo su ejercito, nos perdona a nosotros que éramos sus enemigos, crea un mundo nuevo y perfecto y finalmente se queda para habitar por los siglos con su pueblo.

Creo que cuando Dios repite estas cosas varias veces a lo largo de todo el Antiguo Testamento es porque Él desea que JAMAS olvidemos estas verdades tan importantes y valiosas. El cristiano tiene que avanzar poniendo su mirada en la meta que es Cristo, pero no dejar de mirar hacia atrás para recordar de donde ha sido rescatado. En este día no olvides que el sentido, propósito y llamado de tu vida es tener una RELACIÓN con el Dios que te ama.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad