“¿Y por qué desanimáis a los hijos de Israel, para que no pasen a la tierra que les ha dado Jehová?” Números 32:7

Un grupo de hombres desanimaron al resto del pueblo para no entrar a conquistar la tierra prometida. Ellos se olvidaron del Señor, de su protección y fidelidad durante todo el peregrinaje por el desierto y simplemente se dedicaron a presentar una lista con todos los inconvenientes.

Siempre que trates de hacer la voluntad de Dios, se levantaran incrédulos e incluso creyentes que intentaran por todos los medios DESANIMARTE y paralizarte para que no continúes avanzando en los planes y propósitos del Señor. En ocasiones se nos presentan grandes proyectos y oportunidades que necesitan de mucha valentía, coraje y sobre todo de FE para poder conquistar los sueños de Dios.

Cuidado con aquellas personas que simplemente ven los problemas, los inconvenientes y las cosas negativas. Rodéate de hombres y mujeres valientes que confían y creen en el Dios que abrió los mares e hizo descender comida del cielo. No dejes que nadie te desanime ni te paralice, si tienes claro que estas haciendo la voluntad del Señor no dudes en salir de la barca de la comodidad para caminar sobre el mar de sus promesas.

Jamás se escribió nada acerca de los cobardes así que levántate en FE, pon tu mirada en el Dios de los gigantes y lucha para conquistar la tierra y los proyectos que el Señor tiene para tu vida.