Lucas 10, nos muestra la clave de dónde debemos poner nuestro gozo, para que éste sea firme e inalterable “Regocijaos que vuestros nombres están escritos en los cielos”. Si pones tu gozo sobre un terreno temporal, éste siempre dependerá de las circunstancias, sin embargo, si depositas tu gozo en la Salvación que Cristo te ofrece disfrutarás de una preciosa seguridad y entonces ya nada temerás.

Escuchar o Descargar