La verdadera espiritualidad se demuestra en el contexto de nuestro hogar. Es en nuestra casa junto a nuestros familiares donde mostramos realmente quienes somos. Dios se hizo hombre en la persona de Jesús para vivir, experimentar y ser nuestro ejemplo en todo. Jesús también fue, bebe, niño, joven y hombre. Él al igual que nosotros tuvo que formarse y crecer como persona, estar bajo la cobertura de sus padres y relacionarse con las personas que lo rodeaban.

Escuchar o Descargar

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad