El ritmo que marca nuestra sociedad en ocasiones nos introduce en una inmensa rueda que pareciera no detenerse. Nos encontramos saturados de ruido, distracciones e información y prácticamente desde que comienza el día hasta que finaliza a penas tenemos tiempo para pensar. Es urgente y necesario tener un momento de SELAH.

Escuchar o descargar / youtube

Profundiza en la predicación con:

La semilla