Hay un área de nuestras vidas en la que prácticamente todos necesitamos en mayor o menor medida, ser tratados por Dios en profundidad. El temor al rechazo, a no ser aceptado, a la crítica y la burla, al qué dirán, a no ser amados o comprendidos. Esta debilidad es como un lazo que nos atrapa una y otra vez y necesitamos muy a menudo la operación del Espíritu Santo que nos libere. ¿Cuál es el origen de este temor? ¿Cuáles sus consecuencias? ¿Cómo podemos ser librados?

Escuchar o Descargar