Serás librado de la mujer extraña, de la ajena que halaga con sus palabras, la cual abandona al compañero de su juventud, y se olvida del pacto con Dios. Por lo cual su casa está inclinada a la muerte, y sus veredas hacia los muertos; todos los que a ella se lleguen, no volverán, ni seguirán otra vez los senderos de la vida. Proverbios 2:16-19

Guardar la palabra y tener temor de Dios en nuestros corazones puede librarnos de hombres y mujeres que se presenten en nuestro caminos con malas intenciones. Estamos rodeados de personas que no entienden ni valoran la fidelidad, el pacto matrimonial, el amor verdadero…

Tanto solteros como casados debemos HUIR de los hombres y mujeres que vengan con pretensiones incorrectas. Son muchos los que usarán palabras con el propósito de persuadirnos y hacernos correr en pos de la sensualidad.

Ten cuidado con aquellos que tratan de enamorar y conquistar tu corazón pero atrás han dejado a su pareja. Ten cuidado con aquellos que no valoran el pacto que un día hicieron en el altar delante de Dios y de todos sus testigos. HUYE de aquellos que están inclinados hacia la muerte. HUYE de la fornicación, de la sensualidad y del adulterio.

Nunca olvides que la decisión más importante que tienes que tomar en tu vida es la de ELEGIR bien a la persona con la que vas a caminar hasta que la muerte te visite.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad