Fíate de Jehová de todo corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión; Teme a Jehová, y apártate del mal. Proverbios 3:5-7

Mientras que este mundo dice y enseña que lo que tenemos que hacer para ser felices es dejarnos llevar por nuestros pensamientos y corazón, por el contrario la Biblia te recomienda NO apoyarte, NO escuchar y NO confiar en tus pensamientos y mucho menos en tu corazón.

Son muchos los creyentes que viven, actúan y toman decisiones para su vida guiados o impulsados por sus pensamientos o sentimientos. Hacer esto es una verdadera locura ya que nosotros no tenemos sabiduría y la gran mayoría de las veces nos equivocamos cuando decidimos conforme a nuestra propia voluntad.

Tenemos y debemos de someternos constantemente al Señorío de Cristo, caminar siempre en el consejo del Señor porque sus palabras jamás nos fallarán. Obedece sus mandamientos aunque no entiendas ni sientas lo que Dios te está pidiendo; confía plenamente en las Escrituras.

La gran mayoría de las personas cuando conocen al Señor llegan con sus caminos destrozados y desviados precisamente por haber seguido la voz de su corazón. Cuando nos convertimos Dios comienza a enderezar y a poner en orden todo aquello que está mal de nuestro pasado. En este día antes de salir a la calle comprométete con el Señor a buscar, escuchar y obedecer todos sus consejos y mandamientos; te garantizo que si haces esto serás completamente feliz.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad