Cuando salió Israel de Egipto. Salmo 114:1

Si te fijas en este salmo, probablemente al igual que a mí, te llame la atención la manera como empieza. La Biblia, constantemente, nos invita a mirar hacia atrás para no olvidar dónde nos encontrábamos.

Muchos hemos vivido y practicado los pecados de este mundo antes de conocer al Señor. Todos hemos sido liberados del Egipto en el que vivíamos. Éramos esclavos y prisioneros del diablo, y así como Moisés liberó a Israel, Cristo nos liberó a nosotros. No podemos caer en el error de olvidar de dónde venimos o cómo éramos antes de estar en Cristo.

Recordar la vida en Egipto tiene que impulsarnos y animarnos a seguir avanzando hacia la tierra prometida que son los brazos de nuestro Padre Eterno. El camino del creyente tiene que recorrerse mirando hacia atrás para recordar (de donde venimos) y hacia adelante para anhelar con esperanza (a donde vamos). Aparta unos minutos en este día para recordar como eras antes de conocer a Cristo y contemples por medio de la Fe todo aquello que está por venir.