¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía! Porque allí envía Jehová bendición, Y vida eterna. Salmo 133:1 y 3

La iglesia es el rebaño y la novia de Cristo. Dios se mueve, se manifiesta y tiene tratos con el hombre por medio de su iglesia. Todo verdadero creyente debe estar bien arraigado en su iglesia local, debemos de esforzarnos entre todos para que la iglesia sea un lugar santo y que exista un buen ambiente entre las relaciones, ya que la promesa de Dios es enviar BENDICIÓN para los que son sus hijos y VIDA ETERNA para aquellos que no lo han conocido.

¿Amas a tu iglesia?, ¿Te preocupas, te esfuerzas y trabajas por el bien de tu iglesia?, ¿Ocupa un lugar importante en tu corazón?, ¿Anhelas ver, compartir y relacionarte con tus hermanos de la iglesia? Medita en tus respuestas y haz todo lo que esté en tu mano para amar un poco más a tu familia en la fe.

No dejes de congregarte porque la Iglesia es el terreno donde Dios trata con sus hijos. Ninguna iglesia es perfecta, pero si Cristo la ama y continua perfeccionándola nosotros estamos llamados hacer lo mismo, amar y perfeccionar nuestra iglesia, así que manos a la obra LEVÁNTATE y EDIFICA la iglesia de Dios.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad