Todo lo que Jehová quiere, lo hace, en los cielos y en la tierra, en los mares y en todos los abismos. Salmo 135:6

Estás breves palabras demuestran una vez más quién es Dios. Él es absolutamente Soberano, Todopoderoso y tiene el control sobre todas las cosas. Al EGO del hombre no le gusta reconocer que Dios está en el trono y que es Él y solo Él el que hace lo que quiere. Dios es completamente libre para hacer o dejar de hacer, Él no tiene que rendirle cuentas a nadie, no tiene que pedir permiso para actuar ni tampoco dar explicaciones, Dios es Dios.

Todo lo que Dios se propone hacer lo consigue, no hay nada difícil o imposible para el eterno. Él salva a los que quiere salvar y nadie ni aun el propio hombre podrá impedir que sus elegidos vengan al conocimiento de su verdad.

La creación está sujeta al Señor, a sus palabras y decretos. El sol no sale cada mañana, el viento no mueve las hojas del suelo, la lluvia no cae del cielo, sin él consentimiento de Dios. El diablo y todo su malvado ejército están completamente limitados y controlados por el Rey de Reyes.

Meditar en estas verdades teológicas produce una liberación para el alma, esta realidad es la que te puede ayudar a encajar aquellas piezas del puzzle de tu vida que no sabes dónde ubicarlas. Dios utiliza todo para cumplir su propósito en mí. Bendito y alabado sea el nombre del Señor.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad