Alabad a Jehová, porque él es bueno, porque para siempre es su misericordia. Salmo 136:1

El salmista en esta canción comienza reconociendo la inmensa bondad del Señor sobre su pueblo. Luego hasta en 26 ocasiones hace referencia de su gran misericordia. Desde Génesis 1 hasta Apocalipsis 22 podemos ver cómo la misericordia de Dios ha estado y estará desde el principio y hasta el fin.

Es impresionante la paciencia tan grande que Dios muestra constantemente con este mundo y con las personas que le dan la espalda y aborrecen su nombre, pero igual de impresionante es ver cuánta misericordia derrama Dios sobre cada uno de sus hijos.

Debemos apreciar y valorar la misericordia del Señor cada mañana. Cada día que abrimos nuestros ojos su contador se pone a cero, Él no va acumulando ni anotando nuestros errores y pecados sino que más bien en su Gracia los arroja a lo más profundo del mar para continuar amándonos y perfeccionando nuestras vidas.

Arrójate en este día sobre la misericordia del Señor, levanta tu oración y canción a aquel que es infinitamente bueno y misericordioso con tu alma.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad