Jehová tiene contentamiento en su pueblo. Salmo 149:4

Qué bonito es saber que cada uno nosotros los que formamos el pueblo de Dios alegramos su corazón. El Señor está contento al ver el fruto del sacrificio de Cristo. Al igual que un padre se alegra al ver a todos sus hijos sentados alrededor de la mesa, Dios también se goza al ver a todos sus redimidos.

Qué impresionante es entender que aquellos que éramos por naturaleza hijos de ira y enemigos de Dios ahora hemos pasado a ser su contentamiento. La próxima vez que te reúnas con tu familia en la Fe para adorar y glorificar el nombre del Señor trata de imaginarte el rostro de Dios sonriendo al ver a su pueblo unido.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad