En tu mano están mis tiempos. Salmo 31:15

Me resulta interesante como este versículo muestra como algo que es mío se encuentra en las manos de Dios. Es como si yo te dijera: «tu eres el dueño de mi coche» todo esto parece una contradicción, pero es totalmente cierto la verdad que nos ofrece el salmista.

Dios está al control de cada una de las circunstancias que atravesamos durante TODAS las etapas de nuestra vida. Nuestro tiempo en todos los sentidos se encuentra en la palma de su mano. Esta verdad puede ofrecer descanso para tu alma.

Todos los tiempos que has vivido de alegría, de abundancia, de dolor, de escasez… están bajo la atenta mirada de nuestro Señor. Algo muy importante e interesante que muchas veces me ha librado del temor a la muerte es pensar que Dios tiene mis tiempos en sus manos. Solo Dios sabe el día y la hora exacta cuando nos llamará a su bendita presencia.

El Señor fue el que te regaló el inicio del tiempo cuando comenzó tu gestación en el secreto del vientre y Él sabe exactamente cuando finaliza tu tiempo a este lado de la eternidad. Qué impresionante es poder ser libre de todos los temores que tratan de conquistar nuestras mentes reconociendo que el Soberano tiene los tiempos en su agenda. Disfruta, celebra y descansa, porque estamos absolutamente protegidos por el Todopoderoso.