Dios es el Rey de toda la tierra; cantad con inteligencia. Salmo 47:7

Es necesario entender y conocer bien quién es Dios para poder adorar no solo con nuestro corazón sino también con nuestra inteligencia. Nuestra mente debe saber y tener muy presente quien es Dios y el lugar que ocupa en el universo. Solo cuando pensamos y recordamos verdades como la que nos presenta este breve Salmo es cuando comenzamos a ser libres de todos los temores.

Dios no es solo el Rey de nuestra insignificante y pequeña España, tampoco del continente Europeo, el Señor es el Rey de absolutamente toda la tierra, el tiene la autoridad máxima y todo depende de él. Él es el Rey del universo y de todo lo creado, él es quien le ha dado órdenes un día más al Sol de salir para alumbrarnos, a los pájaros para que canten y nos alegren la mañana… Pero lo más importante es que Dios tiene que ser el Rey de nuestras vidas.

Ríndete por completo a su poder y dominio y podrás experimentar la paz y la confianza de saber que estás bajo la mano de aquel que sustenta todas las cosas.