A Dios clamaré; Y Jehová me salvará. Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo. Salmo 55:16, 22

Que descanso es para el alma saber que cada vez que clamamos o acudimos al Señor Él está disponible para escucharnos y ayudarnos.

Todos nosotros vamos acumulando diferentes cargas en nuestros corazones y algo que tenemos que aprender hacer es dejarlas a los pies del Señor. Lo curioso, gracioso y triste es que muchas veces vamos a la presencia de Dios dejamos nuestra carga y al terminar la volvemos a coger y nos la llevamos.

“DEJAR ES DEJAR”, y eso nos cuesta mucho porque conlleva Fe y Confianza plena en que Dios lo hará. Trata de dejar de una vez por todas esa carga que te acompaña diariamente y experimenta como la mano de Dios te sostiene y sustenta mientras la situación no cambia.

Recuerda que aunque estés caído, o caigas mil veces, el Señor no dejará para siempre a uno de sus justos postrado en el suelo. Levántate y camina en la libertad y el gozo al que como hijos de Dios hemos sido llamados.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad