En ti confiarán los que conocen tu nombre, Por cuanto tú, oh Jehová, no desamparaste a los que te buscaron. Salmo 9:10

Dios no tiene nombre, pero para revelarse al ser humano utiliza diferentes nombres que expresan y nos muestran su carácter y sus atributos.

ELYÓN: El Dios Altísimo, el soberano en quien podemos confiar.

ELOHIM: El Creador todopoderoso. Dios conoce todo y crea todas las cosas.

EL OLAM: El Dios Eterno. Él es el Principio y Fin, El da fuerzas al fatigado.

EL-ROI: El Dios que me ve. No existe ninguna circunstancia que escape de su conocimiento y de su cuidado.

EL-SHADDAI: El todo suficiente, la fuente inagotable de toda bendición.

EMANUEL: Dios con nosotros.

JEHOVÁ: “YO SOY”, el que es auto existente, Dios nunca cambia. Sus promesas nunca fallan. Cuando somos infieles, Él es fiel.

JEHOVÁ JIREH: El Señor proveerá. Dios suplirá todas nuestras necesidades.

JEHOVÁ-NISSI: El Señor es mi bandera, Dios nos da la victoria.

JEHOVÁ-RAFA: El Señor sana, Dios ha provisto en Jesucristo la sanidad definitiva para la enfermedad espiritual, física y emocional.

JEHOVÁ-ROHI: El Señor es mi pastor, Él protege, provee, dirige, guía y cuida a su pueblo. Dios nos cuida tiernamente como un pastor a su oveja.

JEHOVÁ-SHALOM: El Señor es paz. Dios derrota a nuestros enemigos para darnos paz y armonía interior.

JEHOVÁ-SHAMMAH: El Señor está presente. El Señor es mi compañero.

Sea cual sea la situación por la que estés pasando o te toque pasar, recuerda estos nombres para que puedas vivir confiado y tú descanso este solo en aquel que posee EL NOMBRE SOBRE TODO NOMBRE.