Olvidaron al Dios de su salvación, Que había hecho grandezas en Egipto. Salmos 106:21

Estás palabras que fueron escritas originalmente hacia el pueblo de Israel en esta mañana han atravesado mi alma de una manera muy especial. El Señor me ha exhortado con amor y dulzura como solo Él sabe hacer.

En este nuevo día tengo que reconocer que en los momentos de dificultad mi Fe a veces se tambalea y se apaga con mucha facilidad. Constantemente olvidamos la obra de Salvación que Dios ha realizado por amor a nosotros, olvidamos las grandezas que Dios ha realizado en nuestras vidas y familias a lo largo de nuestro caminar cristiano.

Tenemos que humillarnos, pedir perdón e incluso arrepentirnos de nuestro pecado al olvidar como la mano de Dios ha estado, esta y seguirá estando sobre nosotros. El Señor jamás nos ha fallado y jamás nos fallará y esta verdad es algo que debemos tener muy presente en cada paso que damos.

No te olvides y saca del libro de tu memoria las grandezas y maravillas que has visto hasta este preciso instante. Reactiva de nuevo tu Fe por medio de la fidelidad y las obras del Señor. Recuerda que aquel que nos sacó y liberó de Egipto (Mundo) ha prometido guiarnos y llevarnos hasta la Tierra Prometida (Cielo).