Porque nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, rebeldes, extraviados, esclavos de concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles, y aborreciéndonos unos a otros. Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, nos salvó, no por las obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo, para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna. Tito. 3:3-7

Te animo a que antes de continuar leas de nuevo lentamente este impresionante texto. (Párate por favor y léelo de nuevo, antes de seguir, medita unos segundos en la transformación de tu vida).

Sigamos: He decidido coger estos versículos porque creo que muestran de manera excepcional el antes y el después de Cristo que todos los hijos de Dios hemos experimentado en nuestras vidas. En estos 5 versículos podemos ver las grandes y principales doctrinas del Evangelio como la depravación del hombre, la justificación, la Gracia irresistible, la regeneración, la santificación, la glorificación… IMPRESIONANTE.

Créeme que este pasaje es un buffet libre para que tu alma se alimente durante días. Puedes saborear cada una de las verdades que Dios tiene para ti por medio de su Palabra. Por favor no leas estos textos y salgas corriendo, es importante y súper necesario que realicemos un Selah para que estas cosas penetren en lo más profundo de nuestros corazones y llenen nuestras mentes.

Jamás olvides Tito 3. Cuando estés desanimado recuerda Tito 3. Cuando el diablo venga a tentarte declárale Tito 3. Cuando tengas que presentarle a alguien el Evangelio recita Tito 3. Y hoy, antes de desayunar, comer o cenar, disfruta con Tito 3.