Gracias te damos, oh Dios, gracias te damos. Pues cercano está tu nombre; los hombres cuentan tus maravillas. Salmo 75:1

El cristiano debería ser siempre la persona más agradecida de la tierra. Diariamente y constantemente debemos dar las gracias a Dios por todo lo que recibimos de su mano bondadosa.

Entre sus muchas bendiciones sin lugar a dudas la más impresionante es saber que el Señor se encuentra cerca de nosotros. En otro tiempo vivíamos alejados de su presencia, pero ahora y gracias a Cristo podemos sentir a Dios como un Padre cercano y amoroso.

Por todo esto y mucho más nuestro principal propósito en la vida debería de ser contar y proclamar a todas las personas que están a nuestro alrededor las maravillas del Señor. Te invitamos y retamos a dedicar este día a dar solo Gracias a Dios por todas las cosas que vayan viniendo a tu mente. Aparca la petición y trabaja el agradecimiento.