“Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él” Apocalipsis 12:9

Antes de la creación del mundo y del género humano, en el cielo hubo una rebelión contra Dios. Lucifer el ángel más hermoso junto con muchos otros ángeles se rebelaron contra la autoridad de la Trinidad.

Desde ese preciso instante Dios los expulsó y estos ángeles pasaron a convertirse en demonios. Estos seres tratan por todos los medios de estropear los planes de Dios, aunque esto sea realmente imposible. El diablo diariamente intentará sembrar DUDAS en nuestra mente y TENTARNOS para que nosotros desobedezcamos y desconfiemos en la palabra del Señor. Él quiere que al igual que hizo Adán en el huerto nosotros también desconfiemos de Dios y nos rebelemos contra su buena, agradable y perfecta voluntad.

El diablo es tan real como este mensaje que estás leyendo ahora mismo, él está como un león rugiente esperando su momento para tratar de atacar, por ese motivo la Biblia nos advierte y aconseja que “no le demos lugar al diablo”. ¡¡HUYE!! de todo aquello que pueda darle facilidad a Satanás para tentarte. Recuerda como es la verdadera Guerra Espiritual que nos enseñan las Escrituras: “Someterte a Dios, Resistir al Diablo y entonces él huirá”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad