“Porque yo Jehová no cambio” Malaquías 3:6

Absolutamente todas las cosas cambian. El mundo va cambiando y evolucionando constantemente, el pensamiento del ser humano también cambia. Las personas cambian e incluso nosotros mismos cambiamos. En ocasiones esos cambios son positivos, pero también es cierto que a veces las cosas e incluso las personas cambian para mal. En medio de tantos cambios es realmente maravilloso y esperanzador saber que nuestro Dios nunca cambia.

A este atributo se le conoce como “inmutabilidad”. Es la capacidad y la virtud que solo Dios tiene de permanecer fiel a sí mismo. Que increíble es saber que Dios no cambia según las circunstancias, que su Palabra es la misma ayer, hoy y por los siglos. Podemos estar seguros y confiados en cada una de las promesas que el Señor ha realizado. Él no es como los hombres que prometen, pero luego cambian de parecer.

Aún para nuestra salvación es un verdadero descanso saber que Dios no cambiará según nuestras acciones. La salvación de nuestras almas esta absolutamente segura porque Dios no cambia. Sus planes y propósitos para con nuestras vidas también son inmutables. En medio del caos en el que a veces solemos vivir podemos estar tranquilos y gozarnos al meditar en la inmutabilidad de Dios y saber que Él siempre cumplirá su propósito en nosotros.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad