Entonces él les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy? Marcos 8:29

Los hombres de aquella época creían que Jesús era la reencarnación de algunos de los lideres más influyentes que Dios había usado. Unos decían que era Juan el Bautista que había resucitado de los muertos. Otros afirmaban que era el gran Elías y otros pensaban que sería algún profeta. Si Jesús saliera a la calle en pleno siglo XXI y preguntara ¿Quién decís que soy?; ¿Cuál sería la respuesta? (Por cierto, esta es una de las preguntas más importantes que podemos y debemos realizarnos a lo largo de nuestra vida)

Según cual sea tu respuesta vivirás aquí en el mundo y en la eternidad de una manera o de otra. De nada sirve la opinión que tengan los hombres sobre Jesús, es más, de nada te servirá la respuesta que ofrezcan tus amigos, tus familiares o la iglesia. La salvación de tu alma depende 100% de tu respuesta.

Reflexiona, estudia, investiga y dedica tiempo conociendo a la persona de Jesús por medio de la palabra de Dios “La Biblia”. Deseo que en algún momento el Espíritu Santo quite las vendas de tus ojos para que puedas comprender que Jesucristo NO ES alguien más, Jesús ES el unigénito hijo de Dios, el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo, Jesús Es él único Señor y Salvador que puede guardar tu alma por una eternidad.

Medita y reflexiona con total sinceridad en esta importante pregunta:

¿Quién es la persona de Jesucristo para ti?