El reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan. Mateo 11:12

La palabra que se utiliza en este texto para violencia en el original es “biaste” y significa forzar la entrada. Hay algo muy importante y necesario que todos tenemos que saber y recordar. El cristianismo NO ES un estilo de vida pasivo. Tenemos que huir del terreno de la comodidad, la apatía, la indiferencia y sobre todo la religiosidad.

La Biblia dice que “busquemos al Señor y lo hallaremos, que pidamos y recibiremos, que llamemos y se nos abrirá…” Son acciones que requieren un esfuerzo y una perseverancia. Es hora de empujar la puerta que nos introduce en la presencia de Dios. Hermano hay mucho más para ti. La pregunta que debemos hacernos es ¿queremos una renovación espiritual en nuestras vidas?

No te conformes con lo que tienes, con lo que sabes, con lo que has visto o sentido. El Señor tiene más experiencias para ti, quiere entregarte más dones, desea cambiar más áreas de tu vida, llenarte más del Espíritu Santo, darte más poder para ser testigo de Cristo…etc. Todo esto se encuentra tras la puerta del Reino de los Cielos. Empuja con todas tus fuerzas, sé disciplinado, lucha contra tu carnalidad. Arrebata todo lo que te pertenece y disfruta de todos los regalos que tu Padre tiene reservados para ti.