“fueron todos los contados seiscientos tres mil quinientos cincuenta” Números 1:46

El libro de Números escrito por Moisés como su propio nombre indica tiene muchas partes donde las numeraciones son importantes. En el primer capitulo se cuenta a todos aquellos hijos de Israel que tenían más de veinte años y estaban preparados para salir a la guerra.

Meditando y reflexionando acerca de esto veo como Dios conoce a cada una de las personas que pertenecen a su pueblo. Él desde antes de la fundación del mundo decidió por Gracia y en su libre Soberanía salvar a un pueblo para la alabanza de la gloria de su nombre. Si tu eres uno de los contados por el Señor entonces le perteneces a Él, nada ni nadie podrá arrebatarte de su mano. Como dice la Palabra “conoce el Señor a los que son suyos”.

Dios tiene un pueblo elegido, pero no debemos de olvidar que mientras nos encontremos a este lado de la eternidad debemos luchar y pelear la guerra que tenemos por delante. Nuestra ciudadanía se encuentra en los cielos de donde esperamos a nuestro Señor y Salvador. Pero a este lado de la eternidad el verdadero creyente e hijo de Dios tiene que caminar cada día con su armadura puesta y muy atento a los ataques del diablo y del mundo.

Celebra que el Señor en la eternidad pasada te conto para formar parte de su pueblo y de su poderoso ejercito en la tierra. Ahora tenemos el glorioso llamado de ser soldados de Jesucristo. No bajes la guardia, no te despistes y sigue luchando y avanzando hasta los brazos de tu amado Padre Celestial.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad