Dios es el que me ayuda. Alabaré tu nombre, oh Señor porque es bueno. Él me ha librado de toda angustia. Salmo 54:4-7

La Biblia dice que Dios es nuestro ayudador, pienso que muchas veces no somos conscientes de toda la ayuda que diariamente recibimos del cielo. Pasan las horas, los días, semanas, meses, años y podemos caer en el error de creer que somos nosotros con nuestras virtudes, capacidades y fuerzas los que estamos consiguiendo avanzar en el camino de la vida.

El invisible viene de nuestro lado como lo hizo durante el peregrinaje por el desierto con Moisés. Hoy tienes una oportunidad de apartar un tiempo para dar gracias y alabar al Señor, no solo por salvarte eternamente sino también por ayudarte, y todo esto nos habla de un Dios cercano y personal al cual le interesan nuestras cosas.

Dios no solo está cerca y nos ayuda cada día sino que además nos ha librado y lo seguirá haciendo de muchísimas angustias que podríamos experimentar si no camináramos cogidos de su mano. Disfruta y valora a este impresionante Dios.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad