Cantad a Jehová cántico nuevo; Cantad a Jehová, toda la tierra. Cantad a Jehová, bendecid su nombre; Anunciad de día en día su salvación. Proclamad entre las naciones su gloria, en todos los pueblos sus maravillas. Salmo 96:1-3

En estos versículos se nos enfatiza y se nos anima hacer dos cosas (Cantad y Anunciar) tenemos miles de motivos para cantar a Dios cada día y a cada instante. Normalmente solemos cantar o tararear una canción cuando estamos felices. Si pensamos en todo lo que Dios ha producido en nuestras vidas deberíamos cantar con mucha más frecuencia.

Hemos limitado nuestro tiempo de cantar al domingo por la mañana, pero debemos retomar la adoración a Dios el resto de la semana. Hermano canta al Señor mientras vas en el coche, cuando vas de camino al trabajo, cuando sacas al perro, cuando estás en la ducha… expresa tu felicidad por medio de una canción.

En este nuevo día tienes por delante muchas horas para poder cantar, pero sobre todo para anunciar y proclamar a otros cuan grandes cosas ha hecho Dios en ti. No dejes pasar las oportunidades que tenemos de compartir a otros del amor del Señor para con nosotros. Somos las personas más afortunadas del mundo y nuestros labios no pueden estar cerrados. Canta y Anuncia que Cristo te ha salvado.